¿Por qué a las mujeres les cuesta tanto hablar de sus zonas íntimas?

Por años este ha sido un tema tabú, razón por la cual muchas patologías, anomalías, o incluso temas relacionados con la estética, era mejor enterrar. 

Esta ha sido una tendencia que lentamente ha ido quedando en el pasado, y en la actualidad son cada vez más quienes se atreven a consultar y a corregir ciertas enfermedades que pudiesen estar afectando a esta parte del cuerpo, todo gracias a que existen especialistas que abordan esta temática desde el conocimiento y la tecnología que hoy el mercado ofrece.


Una de estas tecnologías se encuentra en la utilización del Láser CO2 Fraccionado, usualmente conocido por sus efectos en el tratamiento del rejuvenecimiento, pero que en dosis más pequeñas y a través de la aplicación sólo de calor, puede llegar a tratar trastornos como, por ejemplo, atrofias vaginales o incontinencias urinarias, y desde la estética permite abordar la hiperpigmentación de las áreas genitales, hipertrofias de los labios vaginales o paredes de la vagina que se encuentran muy debilitadas, por ejemplo, producto de los partos


Es un procedimiento que se utiliza tanto para fines estéticos como también de salud, que no genera dolor y en el cual la paciente puede realizar una vida normal al término de la terapia, teniendo como precaución sólo la abstinencia sexual por algunas horas


Hablar de las zonas intimas femeninas por años ha sido un tema tabú, más aún si se trata de correcciones estéticas. A pesar de lo anterior poco a poco esta situación ha ido quedando en el pasado, y hoy son cada vez más las mujeres que se atreven a preguntar y dar un paso más allá, sobre todo si se trata de ciertas patologías o trastornos que las afectan.


La aplicación del Láser CO2 Fraccionado en esta zona permite revitalizar la forma de la vagina, reposicionarla y devolver la tensión a la musculatura. Por añadidura se produce una mayor producción de colágeno y con ella aumenta la secreción vaginal, lo que entre otros beneficios trae consigo una mejor calidad de vida en el plano sexual


El tratamiento consta de 1 a 2 sesiones cortas, de entre 5 a 10 minutos, y a juicio de la doctora Vásquez, se deberían observar resultados ya a partir de la segunda sesión. "Se recomienda de todos modos efectuar una biopsia del tejido vaginal, y en caso de ser necesario, realizar una terapia hormonal complementaria, sobre todo en mujeres que están en la edad de la menopausia" Esde el punto de vista de la estética es la hiperpigmentación a que se trata con mayor frecuencia con este tipo de láser. "El exceso de pigmentación se puede producir por los embarazos, por el uso de anticonceptivos, por un trastorno hormonal o por alguna patología".

Así que ya lo saben mujeres, es hora de preocuparnos por la salud y estética de esas zonas íntimas. Atrás quedó el tabú y den la bienvenida a especialistas que saben cómo abordar desde el profesionalismo esta, a veces, compleja temática.


Asesórate sobre este tratamiento acá