Belleza Segura - Clínica Estétika Médica EM

CLÍNICAEMESTÉTIKA MÉDICA

cyber-octubre_2024

Hilos Tensores para rejuvenecer la piel

La aplicación de Hilos Tensores es uno de los tratamientos más completos de medicina estética, y se ha convertido en una verdadera tendencia tanto para hombres como mujeres de entre los 30 y 60 años de edad, ya que logra reposicionar tejido caído producto de los efectos del paso de los años en la piel en una sola sesión, mejorando la flacidez y revitalizando la apariencia del rostro y cuello gracias a la estimulación y aumento de colágeno que provoca en la dermis de los pacientes.

¿En qué consiste el tratamiento estético de Hilos Tensores?

“El tratamiento de Hilos Tensores es una técnica de medicina estética en la que se introducen finos hilos de material reabsorbible y biocompatible en zonas del rostro y cuello del paciente para rejuvenecer la piel desde adentro.

Este tratamiento se pueden aplicar tanto para eliminar las arrugas y la flacidez facial, como para levantar las cejas, eliminar las patas de gallo, o, incluso, para redefinir el óvalo facial y el contorno de la mandíbula”, explica la Doctora Marievel Pacheco, Médico Cirujana de Clínica Estétika Médica.

“Con ello se logra combatir y prevenir la flacidez de la piel, además de restablecer volúmenes perdidos, logrando un efecto tensor con resultados naturales, duraderos y una apariencia firme y saludable de la dermis, ya que cada hilo logra estimular de manera constante la producción natural de colágeno de la piel”, añade.

¿En qué consiste el procedimiento de Hilos Tensores?

“Para realizar este tratamiento los hilos se implantan mediante la inserción de múltiples agujas y/o cánulas que los portan en su interior, en el rostro o cuello del paciente. La implantación de hilos crea una red subdérmica de soporte y estimulación de los tejidos, provocando una retención de la piel y por tanto una visible mejora de la textura, calidad, y apariencia de esta, reposicionando los tejidos y elevando estructuras, además de estimular de forma natural la producción de colágeno y elastina”, explica Marievel.

“La aguja que se utiliza para este procedimiento es de pequeño calibre, por lo que produce escasa molestia en el paciente, mientras que la cantidad de hilos a utilizar en cada tratamiento varía en función del criterio del especialista médico tratante y las necesidades individuales de cada paciente”, comenta la médico cirujano, añadiendo que “Es por ello que la evaluación previa del tratamiento es fundamental para determinar -según las expectativas del paciente y su calidad de piel- cuantos hilos serán utilizados en la sesión”.

¿De que se componen los Hilos Tensores?

“Los hilos que se utilizan para realizar este tratamiento están constituidos de un material denominado Polidioxanona (PDO), que es una sutura reabsorbible y biocompatible con la piel. Al ser posicionados bajo la dermis, en un periodo de 4 a 6 semanas comienzan la formación de colágeno tipo I, período en el que comienzan a verse los efectos de mejora de la piel y tracción”, detalla la médico.

¿Cómo sé cuántos Hilos Tensores voy a necesitar?

“Debido a que cada paciente presenta características y necesidades distintas en su piel, la cantidad de Hilos Tensores a utilizar en el tratamiento va a variar dependiendo de cada caso. Esto debido a que algunos tipos de piel, su calidad y el daño que estas puedan presentar requieren del uso de más hilos tensores que en otros pacientes con menor daño u objetivos distintos”.

“Para ello es importante que cada persona pase por una instancia de evaluación con el médico tratante, quien indicará la cantidad de hilos necesarios para conseguir el objetivo, además de saber si el paciente es apto o no para este tratamiento, conozca los resultados esperados en su tipo de piel y el valor que tendrá el procedimiento”, enfatiza Pacheco.

¿Cuáles son los resultados esperados?

“El paciente podrá notar como efecto de los hilos una mejoría en el aspecto y disminución de las arrugas, la calidad de la piel, mayor hidratación, elasticidad y reposición de tejidos. Estos efectos si bien comienzan a ser visibles al poco tiempo, alcanzan su máxima eficacia en el plazo de 1 a 2 meses después de la aplicación, por lo que hay que ser conscientes de que el resultado final será visible luego de unas semanas, mientras que los beneficios para la piel se comenzarán a sentir desde el día uno luego de su aplicación” comenta Marievel.

El paciente podrá observar los resultados y los beneficios que los Hilos Tensores tienen en la piel del rostro o cuello hasta tiempo después de que estos sean reabsorbidos por el cuerpo (estimado en 8 a 10 meses).

¿Cuántos tipos de Hilos Tensores existen?

En Clínica Estétika Médica se utilizan los hilos faciales “monofilamentos” y los “espiculados” (también llamados “de tracción” ).

El poder de tracción de un génesis es mayor que un monofilamento produce efecto lifting, son más gruesos y se eligen según el tipo de piel y flacidez del paciente”, destaca la doctora.

Los que no producen tracción se llaman monofilamentos, hilos de colágeno también conocidos como “hilos inteligentes”, ya que son capaces de activar el colágeno propio de la piel, es decir, son bioestimulantes. Comúnmente vienen en una sola hebra o filamento y por eso se llaman monofilamentos. Éstos se ponen en mayor cantidad porque lo que se busca producir es bioestimulación en mayor proporción posible en la zona.

Solicita más información llamando al 600 300 1800.

Conoce más sobre los Hilos Tensores aquí.


Contamos con Certificación ISO 9001.

Comprometidos con la mejora continua

Sello de confianza de la Cámara de Comercio de Santiago.

Más de 40.000 transacciones online desde 2016

Contamos con Certificación ISO 9001.

Comprometidos con la mejora continua

Sello de confianza de la Cámara de Comercio de Santiago.

Más de 40.000 transacciones online desde 2016