Flacidez, combatirla sin cirugía

¿Cuándo y dónde aparece la flacidez?

La flacidez del rostro aparece principalmente en la zona de la papada y párpados, además de mostrar signos notorios en los ángulos mandibulares. La elasticidad cutánea, si bien no tiene una edad específica en que comienza a modificarse, podemos decir que ya pueden evidenciarse cambios con las primeras fases del proceso de envejecimiento fisiológico que comienza alrededor del los 30 años.




¿Por qué se produce la flacidez?

La piel es el órgano más grande que tenemos, pero aún más importante es esta red de colágeno y estructuras que sostienen nuestras células dándole soporte y sostén llamado espacio intersticial.

Debido al proceso natural de envejecimiento, se pierde gradualmente la capacidad de mantener la piel adherida al músculo. Las proteínas encargadas de mantener la piel firme pierden su eficacia. Lo anterior se suma a la reabsorción ósea, a la caída de algunos ligamentos de sostén y sobre todo, a la pérdida de volumen en algunos compartimentos del rostro que marcan el descenso de los tejidos.

También existen factores que aceleran este proceso, como una alimentación deficiente en proteínas, una baja de peso considerable y la exposición prolongada al sol.


¿Con qué tratamiento podemos combatirla?

Podemos combatir la flacidez del rostro con los siguientes tratamientos:

  • Lifting 3D : Por excelencia, el tratamiento ideal para lograr un rejuvenecimiento completo del rostro, sin necesidad de pasar por el quirófano. Logra rellenar y reposicionar los tejidos que han sufrido descenso, mediante su  aplicación y trazado de vectores.
  • Rellenos: Los rellenos de ácido hialurónico pueden recuperar el volumen perdido, ayudando a mejorar la tensión de la piel y a contribuir en la producción de colágeno.
  • Hilos tensores: Este tratamiento reposiciona,  tracciona y tensa estructuras dérmicas y subdérmica de la piel otorgando sostén y generando un efecto lifting en rostro y cuello.
  • Láser Co2 : Este láser ayuda a rejuvenecer y recuperar la tensión de nuestra piel, incentivando su recuperación. Logra un proceso de resurfacing y restauración completa del rostro mediante la aplicación de un haz de luz que genera  un microdaño controlado capaz de restaurar las capas de la piel envejecidas.
  • Radiofrecuencia y NIR ( luz infrarroja cercana): Mediante la emisión de ondas de radiofrecuencia y luz infrarroja se consigue elevar la temperatura del colágeno para que las fibras se tensen y estimulen su crecimiento Ambos son una alternativa a las inyecciones y en un par de sesiones ya notarás resultados.
  • Mesoterapia: Mediante la aplicación de microinyecciones de vitaminas y ácido hialurónico que estimulan la formación de nuevo colágeno, se logra aumentar la tensión y firmeza del rostro, cuello y escote.



¿Qué tan invasivos son estos tratamientos?

Por lo general, debido a las inyecciones o microinyecciones la zona donde se realiza el tratamiento queda levemente enrojecida o sensible, pero se quitará en el transcurso de unas horas. Estos tratamientos son muy poco invasivos y permiten al paciente volver a su vida cotidiana casi inmediatamente luego de aplicarlo, revisa la línea de tiempo:



¿Cómo saber cuál necesito?

Para elegir el mejor tratamiento según el nivel de flacidez, puedes agendar una evaluación con nuestros Médicos Cirujanos, los que te asesorarán y te ayudarán según tu caso aquí

Sello de confianza de la Cámara de Comercio de Santiago.

Más de 10.000 transacciones online desde 2016