Tu belleza en manos médicas

cyber_noviembre_2020

¿Cómo cuidar la piel de los rayos UV?

El cuidado personal contra los rayos ultravioleta es fundamental todos los días del año, sin importar si hay o no sol. El uso de protectores solares es esencial para disminuir los efectos perjudiciales de los radicales libres y radiaciones solares. El mayor riesgo de una constante exposición a los filtros solares es el cáncer de piel.

¿Qué son los Rayos UVA y UVB y en qué se diferencian?

Nuestro Director Médico, Dr. Martín Rampone, comentó que: “los Rayos UVA y UVB forman parte del espectro electromagnético que constituye la luz. Los Rayos UVA son más penetrantes, llegan a la dermis y son los que producen envejecimiento solar.”

Los Rayos UVB, en cambio, son menos penetrantes. Quedan más superficiales afectando a la epidermis y son los responsables de la aparición del cáncer de piel y las quemaduras solares. Se encuentran entre los 290 a 320 nm. del espectro.”

¿Cuál es la importancia de la fotoprotección?

Tal como mencionamos anteriormente, la protección contra los rayos solares y evitar la exposición prolongada frente a la radiación se hace necesario por el efecto nocivo que pueden tener.

¿Existen tratamientos complementarios a las cremas de protección solar?

Sí, la eficacia del fotoprotector solar puede aumentar si lo acompañamos de:

1. Exfoliación

La capa córnea de la piel acumula células muertas durante el invierno, lo que ocurre en todas las zonas que van cubiertas.

El exceso de células en la capa córnea se traduce por la falta de luz y se debe a que la piel tiene a nivel microscópico irregularidades de textura que impiden que la piel refleje la luz, por eso tiene un aspecto “apagado”.

Por lo tanto, el primer paso es la exfoliación que no debe exceder una vez por semana.

2. Hidratación

Para que la piel luzca lozana durante el verano, también es muy importante la hidratación en profundidad, por lo tanto, se debe aplicar crema de alto poder hidratante a nivel corporal.

Los productos tópicos deben aportar la capacidad de evaporación espontánea, es decir limitando su desecación. La turgencia de la piel es muy importante para su luminosidad, y se consigue super-hidratándola.

Durante el propio verano, es necesario continuar con el ritual de hidratación, aunque lo mejor es aplicarse crema hidratante al menos dos veces al día según cada tipo de piel.

Se recomienda además, complementar con técnicas revitalizantes como la Mesoterapia Facial, que estimula la formación de nuevo colágeno y aumenta los niveles de hidratación perdidos durante el verano. Un procedimiento sencillo muy poco invasivo que puede ayudar a devolver de manera potente la hidratación profunda de la piel.

3. Protección Solar

Además de emplear correctamente el fotoprotector conviene tomar algunas precauciones, tales como:

  • Evitar el sol en el momento de su máxima verticalidad, tener en cuenta la luz que se refleja en el agua o la arena. Le llamamos la regla de la “sombra” (sombra corta alto riesgo de exposición , sombra larga mayor protección de la radiación). Los daños en la capa de ozono más la estación del año hace que los meses desde octubre a marzo sean los más complejos para estar expuestos al sol.
  • Aplicar el filtro en la cantidad correcta y repetirlo. Siempre 30 minutos antes de la exposición.
  • Evitar la aplicación de sustancias fotosensibilizantes sobre la piel. (Aloe vera natural y otros compuestos o plantas caseras)
  • Seleccionar el tipo de factor de protección solar (FPS) adecuado según el fototipo de piel.
  • Recuerda que los niños menores de 2 años bajo ningún motivo deben ser expuestos directamente a luz solar.

¿Cuál es la diferencia entre "Waterproof" y "Waterresistant"?

  • Water Resistant: mantiene su efecto protector hasta después de haber estado inmerso en el agua en 2 baños de 20 minutos.
  • Water Proof: mantiene su protección después de 4 baños de 20 minutos (secando en evaporación, sin toalla).

¿Qué tipos de piel requieren mayores cuidados frente al sol?

  • Los pacientes con lunares, ya que es un factor de riesgo, al igual que quienes tienen pecas o fototipos muy claros.

¿La frecuencia de aplicación debe ser mayor en zonas delicadas?

Sí, la piel del escote, cuero cabelludo, cara, mamas y hombros es más delicada, y se debe emplear filtros solares mayores, como también repetir con mayor regularidad la aplicación del mismo. En general la re-aplicación es cada 2 a 3 horas y cada vez que salimos de darnos un baño, ya sea en piscina o en el mar.

¿Te gustaría saber más sobre el cuidado de la piel y los tratamientos que tenemos para ello? Puedes agendar una hora con nuestros médicos especialistas al 600 300 1800.

Somos la única Clínica Estética acreditada en Chile.

En calidad en los procesos de atención en salud

Sello de confianza de la Cámara de Comercio de Santiago.

Más de 40.000 transacciones online desde 2016

Contamos con Certificación ISO 9001.

Comprometidos con la mejora continua

Somos la única Clínica Estética acreditada en Chile.

En calidad en los procesos de atención en salud

Sello de confianza de la Cámara de Comercio de Santiago.

Más de 40.000 transacciones online desde 2016

Contamos con Certificación ISO 9001.

Comprometidos con la mejora continua